miércoles, 10 de agosto de 2016

martes, 8 de septiembre de 2015

Una vendimia pequeña para disfrutar a lo grande. Vendimia 2015.

Desde que no me dedico a elaborar vino  profesionalmente, he de matar el gusanillo enológico elaborando  pequeñas cantidades.

Este año, Samuel y yo, hemos decidido procesar unos 200 kg de uva  para obtener dos tipos de vinos: un tinto de maceración carbónica y un blanco. La uva pertenece al término municipal de Cártama (Málaga). 

A continuación voy a detallar paso a paso todo el proceso de elaboración que bien puede ser similar a grandes cantidades de vendimia.

1. Controles de maduración.







Foto 1. Cepa de la variedad Syrah con racimos atacados por pájaros.






Es importante realizar controles de maduración de la uva cuando se va aproximando la época de vendimia. Aproximadamente un mes antes. Esto es coger muestras de uvas y analizar en laboratorio para que, según los datos obtenidos, ir concretando la fecha de vendimia.

Cuando en la uva va aumentando la concentración de azúcares, se hace apetecible para los pájaros que pueden arrebatarnos gran parte de la cosecha. Posteriormente al ataque de pájaros o simultáneamente, las avispas o tabarros continúan atacando la uva.









Foto 2. Racimo protegido con red.





Una técnica usada para proteger los racimos de los ataques de los pájaros, es envolverlos en una red o meterlos en sacos de redecilla. Altamente recomendable.



2. Vendimia.











Foto 3. Indumentaria de vendimia.







Es importante protegerse la cabeza del sol ya que en el campo podemos alcanzar temperaturas muy altas. Como veis, estas cajas están agujereadas para que el mosteo no se quede en ella y sea un caldo de cultivo.

Con el sombrero, las tijeras, las cajas y unas buenas botas tenemos el look vendimia de esta temporada.


                                            





Foto 4. Vendimiando cepas de Moscatel y de Sauvignon Blanc.





La vendimia la hemos llevado a cabo a finales del mes de agosto. Hemos vendimiado (no digo los kilos porque son cifras irrisorias) Sauvignon blanc, Moscatel, Pedro Ximenez y Riesling en variedades blancas. 














Foto 5. Samuel en una cepa de Pedro Ximenez.



De uva tinta hemos vendimiado Tempranillo, Syrah, Monastrell y Merlot. Hemos realizado una vendimia temprana de tinto con la intención de hacer un maceración carbónica que no requiere de mucha maduración. He de decir que también nos hemos visto condicionados por factores tecnológicos.














Foto 6. Después de vendimiar hay que pesar. En este caso con una balanza romana.

3. Despalillado y prensado.

Se procede al despalillado y prensado de la uva. 



Foto 7. Uva blanca despalillada en el interior de una prensa neumática. 



















Foto 8. Prensa neumática desde fuera con mangueras que conducen el mosto al interior del depósito.















Foto 9. Depósitos utilizados para el desfangado y fermentación.










4. Desfangado.


El mosto obtenido hay que limpiarlo de los fangos, es decir, restos vegetales proteicos y de naturaleza variable que enturbian el mosto.  Para ello se utiliza frío que agiliza la decantación de los componentes de determinado tamaño.










Foto 9. Mosto en depósito enfriado por serpentín.













Foto 10. Despalilladora desmontada para su limpieza. 









6. Maceración carbónica.

Como queremos hacer un vino de maceración carbónica con la uva tinta, hemos introducido los racimos completos sin despalillar en el interior de un depósito saturado con gas carbónico. Así lo dejaremos unos 15 días a unos 25 ºC.





Foto 11. Racimos de uva tinta sin despalillar. 







martes, 17 de febrero de 2015

TOMAS FALSAS

Para que no digan que mis alumn@s no aman el vino...



Aquí tenemos a Jesús en actitud muy cariñosa.

















Pero que quede claro que él  comparte con Eva sus muestras de cariño.














Otros, incluso no pueden evitar meterse dentro...¿Se habrá bebido todo el vino?











Menos mal que lo están rellenando para que haya para todos.














Lo que seguro queda claro es que trabajar con vino nos aporta cierta felicidad.